LOS SOCIALISTAS HAN RECORRIDO ALGUNAS ESCOMBRERAS QUE FORMAN UN “CINTURÓN MARRÓN” ALREDEDOR DE LA CAPITAL

Pepu Hernández exige al Ayuntamiento y a la Comunidad que “actúen de inmediato” en los vertederos ilegales del sur y el sureste de Madrid

14/10/2019

•    El portavoz socialista y el concejal de Medio Ambiente, Alfredo González, han comprobado la proliferación de escombros, sanitarios, muebles y enseres viejos que se acumulan en los distritos de Vicálvaro y Villaverde.


•    Han reclamado al Ayuntamiento que identifique los vertederos ilegales y ponga en marcha de modo urgente el Plan de Erradicación de Escombreras.


•    El Grupo Socialista estima que en los vertederos ilegales de la ciudad se acumulan al menos 10.000 toneladas de escombros y otros residuos.

Madrid, 14 de octubre de 2019.-
El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Pepu Hernández, y el concejal encargado de Medio Ambiente y Movilidad, Alfredo González, han recorrido esta mañana algunos de los vertederos ilegales detectados por los socialistas en los distritos de Vicálvaro y Villaverde, donde han podido comprobar la acumulación incontrolada de escombros, sanitarios, muebles y enseres viejos. El portavoz ha denunciado esta situación.

Hernández, que los ha calificado de “vergonzoso cinturón marrón alrededor de la capital”, ha reclamado tanto al Ayuntamiento como a la Comunidad de Madrid (que tiene competencias en las vías pecuarias) que actúen cuanto antes y cumplan tres objetivos: la identificación de todos los vertederos ilegales, la puesta en marcha del Plan de Erradicación de Escombreras y Vertederos Ilegales para evitar nuevos vertidos, eliminar los existentes y regenerar los terrenos afectados y, por último, que se aumente la red de puntos limpios en la ciudad.

El plan propuesto por los socialistas debería materializarse mediante un convenio entre las administraciones municipal y autonómica. “De este modo –ha apuntado Hernández- se podría acabar con la inhibición que existe y con la táctica de culparse mutuamente pero no hacer nada”.
Los socialistas han detectado vertidos de escombros en solares próximos al polígono Marconi y en otras parcelas cercanas a la M-45 en Villaverde, así como en el Camino de Valdecarros, Las Barranquillas, el Ensanche de Vallecas y en la carretera de Villaverde a Vallecas. Estos vertederos ilegales se unen a otros existentes en distritos como  Moratalaz, San Blas y  Hortaleza.

En su conjunto, según estimaciones de los responsables socialistas, al menos 10.000 toneladas de escombros y residuos se amontonan en decenas de vertederos ilegales a lo largo y ancho de toda la ciudad.

 En particular, el PSOE ha denunciado que sigue sin limpiarse el vertedero-escombrera ilegal situado en el Camino de la Magdalena, un sendero que transcurre a lo largo de cuatro kilómetros paralelo al Arroyo de la Gavia y que conecta el parque que lleva este nombre, en Villa de Vallecas, con el Parque Lineal del Manzanares. Este vertedero fue denunciado por el Grupo Socialista ante el SEPRONA en enero de 2019.

El PSOE reclamó en la Comisión de Medio Ambiente de diciembre de 2016 el desarrollo de una estrategia para erradicar las escombreras ilegales. Es más, en los presupuestos de 2017 este grupo municipal consiguió la inclusión de una enmienda destinada a realizar el inventario de los puntos marrones, aunque el plan ni siquiera se ha elaborado. Solo se han realizado operaciones de limpieza puntuales e insuficientes.

El aumento de estos vertidos ilegales está propiciado por la escasez de escombreras legales en todo el término municipal de Madrid. Concretamente sólo hay una en “La Salmedina” en Valdemingómez.

Por otra parte, la escasez de puntos limpios fijos municipales (solo existen 16, con cinco distritos que carecen de estas instalaciones) también contribuye a desanimar a muchos vecinos a la hora de deshacerse de los escombros y los trastos viejos. Además, los puntos limpios municipales ponen muchas trabas en la admisión de residuos, ya que solo admiten en cada porte un máximo de 120  kilos de escombros o un frigorífico. Los socialistas son partidarios de revisar estos criterios de admisión.