PROPUESTA SOCIALISTA APROBADA POR UNANIMIDAD

Madrid rendirá homenaje a Tierno erigiéndole una estatua en Cibeles

27/01/2016

•    Se ha aprobado por unanimidad ubicar la estatua en la Plaza de Cibeles, respetando su conjunto escultórico.


•    Tierno Galván fue el primer regidor de la democracia que hizo de una oficina municipal un Ayuntamiento.


Madrid, 27 de Enero de 2016.- La portavoz del grupo municipal socialista, Purificación Causapié, en el Pleno del Ayuntamiento correspondiente al mes de enero, ha propuesto que se levante una estatua de Enrique Tierno Galván, en su condición de primer alcalde de Madrid elegido en unas elecciones democráticas tras la dictadura franquista y en reconocimiento a su relevante labor como alcalde, en la Plaza de la Villa.


Este emplazamiento se ha variado mediante una enmienda transaccional apoyada por los cuatro grupos políticos que conforman el Consistorio, y se ha decidido ubicar en la Plaza de Cibeles, respetando su conjunto escultórico.


La edil del PSOE ha agradecido al resto de los grupos “que hayan tenido voluntad de apoyar esta iniciativa”. Ese mismo afán de consenso ha llevado a su grupo a aceptar que la ubicación de la estatua sea en Cibeles y no en la Plaza de la Villa, como inicialmente pidió el grupo municipal socialista.


“Tierno Galván fue un gran luchador contra los fanatismos y las dictaduras”, explicó Causapié, quien ha asegurado que, en el 30 aniversario de su muerte, “queremos recordarle también como el gran alcalde que fue”.


Entiende la concejala que “Tierno fue el primer regidor de la democracia que hizo de una oficina municipal un Ayuntamiento. Fue el iniciador de grandes proyectos: dar viviendas sociales a quienes las necesitaban, apostar por los distritos más desfavorecidos, descentralizar el Consistorio”.


Para la portavoz del PSOE, “Tierno se merece muchos homenajes y queríamos que este año fuera especial”. Y, según su criterio, “el mejor legado es apostar juntos por políticas y propuestas que den impulso económico, cultural y social a Madrid”. Se trata de “recuperar la identidad de nuestra ciudad” y esa referencia que hacía el Viejo Profesor a que “Madrid sea el hogar público” por el que él trabajó hasta su muerte. “Nuestra ciudad tiene que ser merecedora del dicho de Madrid al cielo”, concluyó Causapié.