450 NIÑOS Y NIÑAS SE VEN OBLIGADOS A TRASLADARSE DIARIAMENTE A UN CENTRO DE CARABANCHEL POR RIESGO DE “DESLIZAMIENTO” DE LA CUBIERTA DE SU COLEGIO, EL CEIP GONZALO FERNÁNDEZ DE CÓRDOBA, EN LATINA

El Grupo Socialista reclama la “renovación inmediata” del convenio de rehabilitación integral de los colegios de Madrid

14/01/2016

•    La actividad escolar del colegio Gonzalo Fernández de Córdoba ha sido paralizada tras el  informe de la Dirección General de Control de la Edificación que advierte de importantes deficiencias estructurales en la cubierta del edificio que podrían dar lugar a “deslizamientos en la pizarra de la cubierta”.


•    El GMS se ha reunido con representantes del AMPA y de la dirección del colegio, quienes han trasladado su preocupación e incertidumbre por el tiempo que puede durar la reforma.


•    Los socialistas han reclamado que la policía municipal garantice la seguridad de los niños y niñas en el traslado diario en bus al colegio donde se les ha reubicado y también han exigido la reactivación inmediata del convenio de rehabilitación integral de los colegios de la capital.

Madrid, 12 de noviembre de 2015.-
Concejales y técnicos del Grupo Municipal Socialista han visitado esta mañana el colegio público Gonzalo Fernández de Córdoba, en Latina, clausurado desde el pasado 11 de enero por haberse detectado importantes deficiencias en la cubierta del centro. Los socialistas lo llevarán a la comisión de Derechos Sociales de la próxima semana.

Fue la Dirección General de Control de la Edificación la que, avisada por el centro de la aparición de goteras y humedades, alertó de la existencia de importantes deficiencias estructurales en la cubierta del centro. En concreto, el informe emitido a finales de diciembre señalaba la posibilidad de que se produjesen “deslizamientos en la pizarra de la cubierta”, más deformaciones en los tabiques palomeros que podrían producir “derrumbamientos incontrolados”, y aconsejaba la “clausura de toda actividad en el edificio en tanto en el mismo no se restablezca la plena garantía de seguridad para la integridad de las personas”.

Desde el 11 de enero, cuando empezó de nuevo el curso escolar tras el parón navideño, los 450 alumnos de este colegio madrileño han de trasladarse diariamente en autobús al centro Antonio Machado, de Carabanchel. Allí se les ha reubicado mientras duren las obras de reparación del tejado. Pero ¿hasta cuándo va a durar una reforma profunda que no ha comenzado ni se sabe cuándo va a empezar?

Esta es una de las principales preocupaciones que tanto el AMPA como la dirección del colegio han transmitido a la portavoz adjunta del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Mar Espinar, al concejal de Educación, Ignacio Benito, y al secretario general de la Agrupación Socialista de Latina, Pedro Barrero, que han visitado hoy el centro escolar para conocer de primera mano y apoyar sus reivindicaciones.

La portavoz socialista Mar Espinar ha reclamado a la Junta y al Ayuntamiento de Madrid que “redoblen” el esfuerzo de seguridad “con policía municipal” en el traslado de los alumnos en nueve autocares, “sobre todo con los más pequeños”. Por su parte, Ignacio Benito ha pedido que Ayuntamiento y Comunidad de Madrid firmen nuevamente el convenio de rehabilitación de colegios, paralizado desde hace cinco años. Finalmente, Pedro Barrero ha anunciado que los socialistas debatirán sobre la situación de este colegio en el pleno de la Junta de Latina del próximo mes.

Mientras la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento acuerdan empezar la obra, 450 niñas y niños de distintas edades han visto trastocada su rutina diaria. Los horarios escolares y la conciliación familiar se hacen más complicados con los traslados al centro de Carabanchel y con la espera de muchos niños en la calle mientras llegan los autocares. Empieza el frío y los padres y profesores han mostrado su preocupación e incertidumbre por esta situación que desconocen cuánto tiempo puede durar.

Recortes en mantenimiento

El colegio Gonzalo Fernández de Córdoba tiene 45 años y ninguna rehabilitación ni reforma de calado en su currículo. Además resulta llamativo que el centro consiguiera superar la ITE municipal y sin embargo haya sido la denuncia del profesorado, al advertir de nuevo humedades y goteras, la que ha desvelado el problema en la cubierta.

Lamentablemente no es un caso puntual. El 70% de los 247 colegios públicos de Madrid tienen más de 40 años y la mayor parte de ellos necesitan importantes obras de reforma porque padecen deficiencias estructurales, problemas en las cubiertas y en la red de saneamiento, grietas, defectos en aseos y cocina, carencia de gimnasios cubiertos e instalaciones que no están preparadas para cumplir con la normativa de incendios.

El 26 de diciembre de 2001, Ayuntamiento y Comunidad de Madrid firmaron un convenio por cuatro años para mejorar las instalaciones de los colegios públicos de Educación Infantil y Primaria del municipio por un importe total de 60 millones de euros. Posteriormente, el 16 de enero de 2006, se firmó un nuevo Convenio que finalizó en enero de 2010 y que no ha sido renovado. Por tanto, desde enero de 2010 no hay Convenio de Rehabilitación de Colegios públicos entre Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, tan sólo se acometen obras menores.