#MADRIDSINPROSTITUCIÓN

EL Grupo Municipal Socialista registra su propuesta de ordenanza contra la prostitución y la explotación sexual en Madrid

09/05/2018

•    La portavoz Purificación Causapié ha subrayado que “mientras haya prostitución habrá desigualdad”: “No todo tiene un precio, los derechos no pueden estar en venta”.


•    La ordenanza propuesta por los socialistas se centra en la protección de las víctimas y en la aplicación de sanciones concretas a consumidores de prostitución y proxenetas.


•    El texto promueve también inspecciones en locales comerciales donde exista indicio de prostitución, así como el control de la publicidad que fomente el pago por sexo.


•    Además, Causapié ha subrayado las medidas preventivas recogidas en la propuesta de ordenanza, especialmente dirigidas a sensibilizar a los más jóvenes.


•    La ordenanza busca la complicidad de los medios de comunicación y establece que el Ayuntamiento de Madrid no contrate publicidad institucional con medios que mantengan anuncios de prostitución, tal y como ya han aprobado algunos ayuntamientos y comunidades autónomas.


Madrid, 9 de mayo de 2018.-
 
La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, ha registrado esta mañana la propuesta de ordenanza elaborada por el Grupo Municipal Socialista contra la prostitución y la explotación sexual para lograr un #MadridSinProstitución. La ordenanza se estructura en torno a 36 artículos, cuatro títulos, seis disposiciones adicionales, una derogatoria y tres disposiciones finales.
 
Para la portavoz, la ordenanza es “absolutamente necesaria” porque mientras haya prostitución habrá desigualdad. “La prostitución es violencia de género, esclavitud, marginación y sexismo”, ha señalado, “y la dignidad humana, la libertad y la no discriminación son derechos que hay que proteger”, ha apuntado Causapié.
 
El texto propuesto por los socialistas se articula en torno a cuatro ejes de ámbito competencial municipal: la defensa y el apoyo a las víctimas, las sanciones a consumidores y proxenetas tanto en espacios públicos como en locales, la  retirada de la publicidad que incite a la prostitución y, finalmente, el desarrollo de campañas de sensibilización.
 
Una vez superado el trámite de enmiendas, la ordenanza deberá ser aprobada por el Pleno del Ayuntamiento de Madrid y entraría en vigor un mes después de haber sido publicada en el BOCM. En ese momento se compondrá una mesa de trabajo y desarrollo de la ordenanza compuesta por representantes de las áreas municipales implicadas, de los grupos políticos y de las organizaciones con programas contra la prostitución en Madrid.
 
Asistencia y apoyo a las víctimas
Las personas que ejerzan la prostitución no serán sancionadas por esta ordenanza. Los socialistas consideran que son víctimas de una específica forma de violencia de género (hay una abrumadora mayoría de mujeres y niñas, mientras que los consumidores y proxenetas son habitualmente hombres). Las víctimas requieren asistencia para su recuperación integral. A tal efecto, se establecerán recursos y protocolos necesarios para la atención a las víctimas hasta su completa recuperación e integración.
 
La propuesta socialista apunta las obligaciones del Ayuntamiento de Madrid en la atención a las víctimas, como la puesta en marcha de un “Plan operativo municipal contra la explotación sexual de mujeres en prostitución de la Ciudad de Madrid”, la convocatoria anual de subvenciones para las entidades sin ánimo de lucro que desarrollen programas de atención a mujeres víctimas de explotación sexual y el establecimiento de un protocolo específico de actuación de la Policía Municipal y de los servicios municipales existentes en el que se recoja, entre otras medidas, la obligación de informar a las víctimas de los recursos existentes, tanto los de titularidad pública como de los colectivos que trabajan en la problemática y que posibilitan el abandono de esta situación. 
 
“Y con presupuesto suficiente –ha precisado la portavoz municipal- incluyendo el dinero de las sanciones impuestas a quienes demandan servicios sexuales”.
 
Conductas sancionables: hasta 3.000 euros de multa
Al igual que las sanciones no se dirigen en ningún caso a quienes ejercen la prostitución, la ordenanza sí recoge las normas de conducta que deben ser sancionadas, como son la demanda de servicios sexuales retribuidos y la promoción, favorecimiento o facilitación de estas conductas, que se consideran perjudiciales para la convivencia igualitaria y pacífica. Un dato a tener en cuenta: además de abundar en la feminización de la pobreza y en la discriminación, la prostitución genera a las mafias y a los proxenetas un negocio de altísima rentabilidad que alcanza los 18.000 millones de euros en la economía sumergida española.
 
Las sanciones, por tanto, se dirigen a consumidores de prostitución, mafias y proxenetas y se dividen en infracciones leves, graves y muy graves, con una penalización económica que, en función del grado, oscila entre los 500 y los 3.000 euros. El reconocimiento de la infracción por el sujeto responsable supondrá la minoración a su importe mínimo y se penalizará la reincidencia en el plazo de un año. La demanda de servicios sexuales en la vía publica y el reparto de publicidad tendrán una sanción mínima de 750 €
 
Retirada de la publicidad sexista
Muy claro es el texto propuesto por el PSOE con respecto a la publicidad que promueva, favorezca o fomente el consumo de la prostitución y la explotación sexual de las mujeres, el mercado de la prostitución y el turismo sexual: se prohíbe la difusión de pasquines en las calles, fundamentalmente en los parabrisas de los automóviles, un reparto que lleva meses provocando el enfado de asociaciones y particulares. 
 
Un paso más en el control de la publicidad denigrante es el que apunta a que el Ayuntamiento de Madrid no insertará ni contratará publicidad institucional en medios de comunicación que incluyan o permitan anuncios que promuevan o fomenten la prostitución.
 
Locales comerciales
La ordenanza socialista contempla el refuerzo en la inspección de locales donde se presuma que existe explotación sexual para garantizar que las actividades que se realicen en ellos son las mismas que indican su licencia. Incluso se apunta al cese cautelar del negocio o al cierre del establecimiento. ¿Cómo se consigue este control? Mediante un plan de inspección de establecimientos y locales donde existan indicios de prostitución. 
 
Prevención y sensibilización
La mejor manera de trabajar por una ciudad libre de explotación sexual es la prevención y sensibilización de la ciudadanía. En este sentido, la ordenanza aboga por el desarrollo de medidas de educación y formación destinadas a concienciar y reducir el riesgo para las personas víctimas de trata, explotación sexual o prostitución, especialmente para las menores. Para ello se desarrollará un Plan de Prevención y Sensibilización, dirigido especialmente a los más jóvenes que contemple como ejes principales, la igualdad de trato y la educación afectiva y sexual. 
“Con la ordenanza buscamos la implicación de los varones en la erradicación de la prostitución”, ha detallado Causapié. La portavoz ha explicado que al ser los principales consumidores de prostitución deberían sumarse también a su eliminación. 
Según datos municipales, la prostitución en Madrid es mayoritariamente de mujeres de origen extranjero (entre el 90 y el 95%). En los últimos tiempos existe un desplazamiento desde las calles a los pisos, aunque persiste en la vía pública y en las zonas industriales. Un dato reseñable: se incrementa el número de mujeres que ejercen la prostitución menores de 25 años.
 
“Ya es hora de decir un no rotundo y claro a la esclavitud de las mujeres. No podemos permitirla en Madrid ni pasar de lado sin hacer nada, porque estas mujeres viven en una permanente situación de violencia. Madrid no puede permitir la esclavitud de ningún tipo”, ha finalizado.