EL PSOE SOLICITA UN PLAN DE SANIDAD VEGETAL DEL ARBOLADO MADRILEÑO

Chema Dávila: “Los árboles de los grandes parques pueden sufrir todo tipo de enfermedades si no se toman medidas”

03/03/2016

•    La tala de 1.000 ejemplares por grafiosis y de 5.000 pinos por una plaga de escolítidos en la Casa de Campo demuestran la mala situación del arbolado.


•    No se puede seguir con la misma política del PP: talar árboles enfermos en lugar de curarlos.


•    Hay que imponer sanciones a las empresas que no mantengan el arbolado en buenas condiciones, especialmente en los parques históricos.


Madrid, 3 de Marzo de 2016.- El responsable socialista en materia de Medio Ambiente, Chema Dávila, ha mostrado su preocupación por la sucesión de talas que se vienen produciendo en los parques históricos de Madrid, en especial en la Casa de Campo y en El Retiro.


Según Dávila, “la tala este verano de 1.000 árboles en la Casa de Campo por grafiosis, el mal estado en que se encuentra el árbol más antiguo del parque del Retiro, que puede acabar con su apeo, y la reciente tala de 5.000 pinos en la Casa de Campo por una plaga de escolítidos demuestran una mala situación del arbolado que es necesario abordar con urgencia. Por eso pedimos que, esta sucesión de problemas que afectan negativamente al arbolado histórico de Madrid, sea debatida en la próxima Mesa del Árbol constituida por el Ayuntamiento de Madrid para resolver estos problemas”.


El concejal del PSOE considera que “si el gobierno municipal no toma medidas, en pocos años los árboles de los grandes parques madrileños como El Retiro y la Casa de Campo pueden ser pasto de todo tipo de enfermedades. Hasta ahora el gobierno municipal no ha sido demasiado diligente a la hora de fumigar y aplicar los tratamientos fitosanitarios con la frecuencia necesaria para controlar las plagas y las enfermedades de los árboles. No se puede seguir con la misma política del PP municipal, consistente en talar los árboles enfermos en lugar de curarlos”.


Dávila ha pedido al gobierno de Manuela Carmena “un mayor control y rigor para las empresas que mantienen los parques, especialmente los históricos, y la imposición de sanciones y descuentos a aquellas que no mantengan el arbolado en buenas condiciones”. Asimismo, ha solicitado la puesta en marcha de un Plan de Sanidad Vegetal del arbolado madrileño que mejore su estado actual y que evite talas masivas como la que se ha producido en los pinos de la Casa de Campo.