PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

El Grupo Socialista logra la anulación de las multas de las APR de Centro que fueron notificadas por un error administrativo

28/01/2016

•    El portavoz socialista de movilidad, Chema Dávila, ha presentado una moción de urgencia ante el Pleno del Ayuntamiento de Madrid para que se anulen estas sanciones y se ofrezca seguridad jurídica a la ciudadanía.


•    “Los fallos del Ayuntamiento no los puede pagar el ciudadano”, ha señalado el concejal


Madrid, 27 de enero de 2016.-
El Grupo Municipal Socialista ha logrado que el Ayuntamiento de Madrid anule las multas masivas del Área de Prioridad Residencial del centro de la ciudad notificadas por un "error burocrático" de la administración municipal. El pasado 1 de noviembre entró en vigor una modificación de la normativa que no fue notificada correctamente a los vecinos, por lo que no han renovado sus permisos de circulación por la zona.

El concejal socialista Chema Dávila considera que el Ayuntamiento "debe garantizar la tranquilidad y la seguridad jurídica de los afectados por este error administrativo", ha señalado en el pleno mensual, y ha recalcado que "los fallos de la administración municipal no los deben pagar los ciudadanos".


“El Ayuntamiento debe dar una solución inmediata” a la lluvia de multas recibidas por los vecinos que no han recibido la notificación correspondiente de actualización de su permiso de circulación. En algunos casos las sanciones alcanzan los mil euros.


Una vez que el gobierno municipal ha aceptado la propuesta del Grupo Socialista, Dávila ha indicado estar “satisfecho de haber solucionado un problema grave e injusto para los vecinos de Centro porque una de nuestros cometidos es trabajar para resolver los problemas de los madrileños”, ha añadido.


“Era fundamental resolver el problema cuanto antes porque era injusto que los vecinos estuvieran con ese nivel de incertidumbre ante una avalancha de multas que no procedían”, ha señalado el edil.


Finalmente Dávila ha insistido en que las APR son un buen instrumento para la movilidad de la ciudad y que por ello era necesario descartar y solucionar cualquier problema o disfunción que induzcan a pensar que son un instrumento recaudatorio. “Lo inmediato era resolver la sanción injusta”, ha zanjado.